La Piscina de Forma Libre: Fundamentos Básicos

Una piscina de forma libre está diseñada con un estilo y forma natural o irregular, con curvas o líneas fluidas. Las piscinas de forma libre contemporáneas a menudo tienen características de rocas y cascadas y están diseñadas para parecerse a un estanque natural, lago u oasis.

La ventaja de diseñar y construir una piscina de forma libre es que puedes hacerla coincidir con tus gustos, preferencias y criterios estéticos particulares, creando algo único e irrepetible que en muchos casos puede llegar a reflejar perfectamente la personalidad de sus dueños, aunque también en algunos casos es simplemente la respuesta a determinadas complejidades de los terrenos, la forma y disponibilidad de espacio de los patios traseros y la necesidad o deseo de conservar alguna estructura, árbol, etc.

Una compañía con experiencia en la construcción y remodelación de piscinas puede aconsejarte adecuadamente respecto al mejor diseño de tu piscina de forma libre, así como ayudarte a optimizar los costos y la duración del proceso constructivo.

.

piscina de forma libre construida por nosotros

Piscina de forma libre diseñada y construida por Piscinas Miami.

.

Costo de una Piscina de Forma Libre: Mitos y Realidades

Existe una creencia casi generalizada de que una piscina de forma libre es mucho más cara que las piscinas tradicionales (rectangulares u ovaladas). La verdad es que esto no es más que un mito sustentado por el desconocimiento y, a veces, por sus mismos dueños, que las presumen no sólo como algo único, sino como una muestra de estatus y poder adquisitivo.

La realidad es que los diseños de forma libre pueden resultar un poco más caros que los diseños convencionales, pero no obligatoriamente van a desangrar tu cuenta de banco. Todo depende de los materiales que se utilicen, la capacidad de la compañía que contrates para hacerse de los materiales a precios competitivos, y la organización del proceso de construcción, de forma que este no se extienda y provoque costos innecesario, fundamentalmente de la mano de obra.

Es más, hay terrenos y espacios donde lo más aconsejable es construir una piscina de forma libre y no una convencional, que dadas ciertas circunstancias (a identificar por los expertos que te estén asesorando en tu proyecto) podría llegar a resultar más cara.

Principales Materiales Utilizados

Las piscinas de forma libre se construyen a menudo de concreto o vinilo. Después de excavar una forma de agujero en el suelo y colocar el marco, se vierte el concreto y se puede rellenar para crear cualquier forma, tamaño o configuración. La ventaja de elegir el hormigón o concreto es que este material permite hacer realidad casi cualquier diseño de piscina de forma libre que seas capaz de concebir.

Las piscinas con revestimiento de vinilo también se pueden convertir en proyectos de forma libre que pueden presentar una gran variedad de diseños.

.

Otra piscina de forma libre construida por Piscinas Miami

Otra piscina de forma libre diseñada y construida por nosotros.

.

Aspectos a Tomar en Cuenta Para una Piscina no Convencional

Indudablemente, no todo se trata de puro capricho, del deseo de ser original y creativo, o incluso de la intención de diferenciarse. Existen varios aspectos a tener en cuenta a la hora de diseñar y construir una piscina de forma libre:

El primero de ellos se refiere a las dimensiones del área en la cual se construirá la piscina, pues es muy lógico que las líneas y curvas que adquiera la piscina dependa del tamaño y la propia forma del terreno donde está situada.

El segundo aspecto a tomar en cuenta es si el tipo de material que se requiere para los acabados, -que son quienes proporcionan el toque final de distinción a las piscinas no convencionales-, puede ser encontrado cerca de tu localidad o tiene que ser traído de muy lejos o incluso importado de otros países, pues eso puede complicar y encarecer el proceso.

El tercer elemento a considerar es la arquitectura de tu casa, pues por libre que sea el diseño de tu piscina, debe tratar de integrarse de manera armónica con el diseño ya existente en tu residencia. El eclecticismo en el diseño o uso de estilos totalmente diferentes y hasta opuestos es posible, pero debe ser elaborado y supervisado por un verdadero artista, para que no produzca un efecto totalmente contrario a lo que se pretende lograr.

Y por último, pero no menos importante, hay que tomar en cuenta el presupuesto del que se dispone. Sobre todo aquí es importante que te hayas puesto en manos de verdaderos profesionales, quienes casi siempre encuentran la vía de optimizar tu inversión, recomendántote materiales alternativos, procurando mejores costos y organizando el trabajo de forma tal que se demore el menor tiempo posible.

Historia de las piscinas de forma libre

Las primeras piscinas de forma libre se construyeron en California, región que dominó el diseño de piscinas residenciales en el siglo XX. Una de ellas fue construido para Pickfair, la finca de Los Ángeles propiedad de los actores y poderosa pareja de Hollywood Mary Pickford y Douglas Fairbanks. Construida en 1920, fue recreada sobre un tanque con forma de plátano de 100 pies y tenía una orilla arenosa a lo largo de uno de sus lados.

Otra fue construida por Pascal Paddock (de Paddock Pool fame) y contaba con jardines junto a la piscina para dar la sensación de una piscina o estanque natural.

A fines de la década de 1930, Philip Ilsley, arquitecto paisajista y presidente de la junta directiva de Paddock Engineering (más tarde Paddock Pools), construyó la primera “piscina popular” en West Los Angeles por menos de $ 1,700. Al salirse del molde cuadrado o lineal, Ilsley a menudo diseñaba piscinas de forma libre. En lugar de verter o empacar a mano el hormigón en formas de malla de acero, él lo rociaba, un proceso que ya se aplicaba en la construcción de edificios comerciales. Guniting, como se le conoce, redujo el tiempo y el costo de la construcción, revolucionando la industria de las piscinas.

Mientras que la Segunda Guerra Mundial retrasó el auge de la construcción de piscinas y todo lo demás, el negocio aumentó después de la guerra. En la posguerra, entre 1948 y 1957, las piscinas residenciales en los Estados Unidos crecieron de 2,500 a aproximadamente 57,000, con 33,000 construidas solo en 1956. Muchas de ellas lucían la forma libre iniciada por Ilsley.

No es sorprendente que Ilsley y su esposa más tarde fueran dueños de una propiedad en la parte superior de Hollywood Hills, donde construyeron una de las piscinas de forma libre más emblemáticas de la historia, en forma de una hoja hepática. A veces se le conoce como el trébol o la piscina de trébol.

En 1948, el renombrado diseñador y constructor Thomas Church y el arquitecto paisajista Lawrence Halprin diseñaron una piscina con forma de riñón o biomórfica para una casa moderna de mediados de siglo en Sonoma, California, propiedad de la familia Donnell en ese momento. La innovadora forma inspiró a varios imitadores en las siguientes décadas. Se dice que Church se inspiraba en los arroyos y marismas de la región.

La Piscina de Forma Libre Contemporánea

Es más probable que esas piscinas de patio trasero con salientes, rocas y cascadas falsas, -que están construidas para parecerse a un estanque natural o cuerpo de agua-, tengan un diseño de forma libre que la forma tradicional de rectángulo o de una “L” perfecta. Los materiales utilizados con frecuencia son naturales o tratan de asemejarse a los que se encuentran en la naturaleza.

Ahora están muy de modas las piscinas que simulan una playa, que además de arena presentan diversos niveles de profundidad partiendo de base cero, como sucede en la entrada de una playa de verdad.

También las llamadas piscinas “infinitas” (que permiten que el agua se derrame sobre los bordes de la piscina) han comenzado a construirse con formas libres y novedosas, por lo contrario de sus inicios, cuando eran mayoritariamente rectangulares. Esta puede ser una opción muy interesante para los dueños de casa con terrenos irregulares, pues al jugar con los desniveles, se logran diseños de singular belleza.

Las llamadas “piscinas ecológicas” han ganado mucha popularidad también, no sólo por su capacidad de integrarse al paisaje sino también porque tienen un fuerte impacto visual y decorativo. Muchas de ellas obvian incluso los sistemas tradicionales de depuración del agua en favor de medios naturales con base en filtros de piedras y plantas.

Las ahora famosas “biopiscinas” resultan otra variante a considerar para tu piscina de forma libre. Su estructura consta de dos partes: la primera que es la que se utiliza para bañarse, y la segunda, cuya función es depurar el agua y está provista con sustratos de filtración con base en grava, arena o piedra volcánica y plantas.